Las actuales fuentes de energía que utilizamos son de origen fósil, incluyendo carbón, petróleo y gas siendo éstos el 80 por ciento del consumo total. El otro 20 por ciento incluye la energía eólica, solar e hidroeléctrica. Indudablemente el uso y abuso de dichos fósiles generan graves problemas de contaminación siendo el transporte que utiliza gasolina una de las mayores preocupaciones.

“Los informes sugieren que se está utilizando actualmente más de un millón de terajoules de energía diaria, Esto equivale a una producción de tres mil veces de las mayores centrales nucleares del mundo funcionando a plena capacidad.”*

El proceso hacia la solución de esta problemática ya se inicio. Expertos creen que en 15 años algunas tecnologías de almacenamiento serán rentables. Para 2020 la comunidad europea instalará 500 millones de medidores inteligentes en los hogares para controlar el consumo de energía, ayudando con la gestión de la demanda y reduciendo la energía consumida.

Innovación es la clave para el futuro de la humanidad y en el caso puntual de las energías el necesario equilibrio para minimizar desastres ecológicos y ser más respetuosos con el medio ambiente.

* Frei Betto.

Julio Moraga

Miembro Academia de Diálogo Ciudadano

La avidez energética.

One thought on “La avidez energética.

  • Junio 11, 2017 at 7:25 pm
    Permalink

    Es importante tomar conciencia que esta es una de las fuentes energéticas que menos daña el medio ambiente y que Chile tiene un lugar dotado de las mejores condiciones para ello, el país podrá alimentar de energía más limpia a parte importante de de los países de América del Sur

    Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *