Miguel Angel Sagredo

Los establecimientos educacionales, son organizaciones complejas que requieren de múltiples apoyos para funcionar y cumplir su misión, entre ellos los llamados Asistentes de la Educación, estos colaboran en las escuelas, colegios y liceos en el complejo trabajo de enseñar a todos, organizadamente, y en un buen clima de convivencia (del Valle y Mena, 2015).

No, no es posible imaginar el quehacer diario de una comunidad educativa sin la presencia de los Asistentes de la Educación, pues forman parte fundamental de esta, ya que al estar a cargo de funciones críticas dentro de los establecimientos, se constituyen en actores fundamentales contribuyendo con su labor a desarrollar un proyecto educativo institucional de calidad (Fundación Chile, 2013). Pero, ¿quiénes son estos trabajadores?

De conformidad a lo dispuesto en el artículo 2° de la Ley 19.464, se entiende por Asistente de la Educación a aquellos que desarrollen funciones de: a) carácter profesional, que es aquella que realizan los profesionales no afectos al Estatuto Docente, para cuyo desempeño deben contar con el título respectivo; b) paradocencia, que es aquella de nivel técnico, complementaria a la labor educativa, dirigida a desarrollar, apoyar y controlar el proceso de enseñanza y aprendizaje, incluyendo las labores administrativas que se lleven a cabo en las distintas unidades educativas. Estos deben contar con licencia de enseñanza media y, en algunos casos, con un título de nivel técnico medio o superior de alguna institución reconocida oficialmente por el Estado, y c) servicios auxiliares, que desarrollan labores de cuidado, protección y mantención de los establecimientos, para cuyo desempeño deben contar con licencia de enseñanza media

.

Es conocido que muchas instituciones educativas tienen el desafío de mejorar la coordinación e integración de todos los miembros de su comunidad, fundamentalmente de los asistentes de la educación no profesionales en los procesos internos de las escuelas, colegios y liceos (del Valle y Mena, 2015).

Considerando lo importante del rol y las funciones de los asistentes de la educación no profesionales, en adelante, Asistente de la Educación, y reconociendo que no existe gran cantidad de literatura al respecto, es que la Academia de Diálogo Ciudadano, conjuntamente con la Universidad de Playa Ancha, su Facultad de Educación e Instituto Tecnológico, tomaron la iniciativa de reunir la escasa información histórica sobre las funciones y roles del asistente de la educación, y siguiendo una rigurosa metodología, junto a otras acciones, lograron plasmar todo este proceso en un proyecto de profesionalización de este estamento, generando así en el año 2014, la carrera “Técnico Asistente de la Educación”. El fin último de este proyecto es lograr que estas labores, que en muchas ocasiones son desarrolladas de manera casi intuitiva por parte de los Asistentes de la Educación, puedan tener un carácter técnico profesional, dotándoles de las competencias adecuadas para afrontar la labor educativa y administrativa, incrementando con esto la calidad de la educación impartida en los distintos establecimientos educacionales donde se desempeñan.

Durante varios meses desarrollamos una metodología para generar las competencias técnicas profesionales que necesitaban los asistentes de la educación, tras la realización de focus group, análisis de entrevistas, encuestas, cuestionarios, documentación oficial y algunas investigaciones al respecto, logramos generar el perfil de egreso para nuestros estudiantes. Luego de varias etapas al interior de la Universidad, el año 2013 fue aprobada la carrera Técnico Asistente de la Educación, la que contó con el apoyo y compromiso desde el inicio, de los trabajadores Asistentes de la Educación de la Corporación Municipal de Viña del Mar, agrupados en el SETREV.

En el segundo semestre del año 2013, realizamos más de 100 entrevistas a trabajadores asistentes de la educación de las comunas de Valparaíso, Quilpué, Viña del Mar, Concón y otras, quienes manifestaban su deseo de estudiar y obtener un título de carrera técnica profesional, no solo por la certificación, sino por lograr una validación de todos sus años de experiencia formando a alumnos.

Fue imposible comenzar a impartir la carrera en el primer semestre del año 2014. Iniciamos durante el segundo semestre de ese mismo año, esto causó que varios de los interesados en ser partícipes de la carrera, disminuyeran en su interés, sopesando el sacrificio que significaría estudiar una carrera en la universidad, con el tiempo familiar y de esparcimiento que tendrían que dejar. Finalmente, 58 trabajadores asistentes de la educación se convirtieron en alumnos regulares de la Universidad de Playa Ancha, participando de la carrera Técnico Asistente de la Educación.

Contamos durante todo el desarrollo de la carrera con un cuerpo docente de primer nivel, profesionales a la vanguardia en sus respectivas áreas, aspecto que fue valorado y validado por las expresiones de gratitud que sus estudiantes manifestaban durante todo el desarrollo de las asignaturas, especialmente al finalizar.

Durante cinco semestres los estudiantes asistieron a clases regulares, las que se desarrollaban en las aulas de la Escuela República de Colombia, ubicada en Viña del Mar.

La carrera desarrolló una serie de temas, entre los que cabe destacar: Comunicación en lengua materna y extranjera; Uso de TICs; Administración general; Psicología del Estudiante; Orientación; Educación; Prevención de Riesgos, Salud y Primeros Auxilios; y Ética, entre otros, contextualizándolos constantemente a la labor que desempeña el asistente de la educación, concretándolo en asignaturas denominadas Práctica De Formación Técnica y Práctica Técnico Profesional Integrada.

Memorables fueron los videos generados en TICs, y los proyectos que formularon y gestionaron, sobre todo para la última asignatura de la carrera “Proyecto de Titulación”, las visitas de intercambio en la Universidad Federico Santa María y asistencia a los eventos culturales de la misma.

De la totalidad de asistentes que comenzaron la carrera, 52 fueron los que lograron terminar, una tasa muy superior al promedio de la mayoría de las carreras. En noviembre del año 2017 tendrá lugar la ceremonia de titulación de estos nuevos profesionales que, con esfuerzo, sacrificio y gran motivación, lograron finalizar su proceso de formación técnica profesional.

Sin lugar a dudas con este proyecto hemos aportado para mejorar la calidad de la educación que se impartirá en los establecimientos donde estos profesionales ejercen sus labores.

Nos encontramos en proceso de expandir esta carrera por todo el país, para replicar esta experiencia en otras comunas. Contamos con la experiencia de haber impartido esta carrera inédita en su momento. Además existe un consenso entre las autoridades políticas del país en que es necesario profesionalizar la labor del trabajo del Asistente de la Educación. En tal sentido, la presidenta de la República en su cuenta pública ante el congreso nacional el 1 de junio de 2017, anunció la preparación y próxima presentación de un proyecto de estatuto para los asistentes de la Educación, avance cave en la valoración social y económica de este estamento. Este anuncio viene a validar el proceso que ya hemos comenzado.

ASISTENTE DE LA EDUCACIÓN

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *